Páginas

domingo, 30 de enero de 2011

LA CAPITAL DOMINICANA ES UNA MIERDA...

No lo digo yo... lo dijo el periodico El Nacional a mediados del año pasado (2010) y yo no puedo negar que secundo este enunciado y a la vez creo que se quedaron cortos.

Cortos digo porque ya de el resto del país no se puede decir otra cosa si el flagelo de la delincuencia y el narcotrafico tiene invadida y podrida las filas militares y policiales y la gran mayoría de aquellos que tienen la encomienda de dirigir la nación desde el Palacio Nacional estan aún mas metidos en eso que hasta los mismos narcos...

[+] Leer mas y ver la imagen agrandada...


Bandas de delincuentes, civiles y uniformados, tienen en sozobra a toda la población. Cuando antes los males que nos azotaban solo eran la pobreza y en su tiempo el maldito mosquito del dengue, hoy en día algo tan simple como salir a la calle se ha convertido en una ruleta rusa.

Caminando no se puede nisiquiera sacar un camatrote de celular sin antes ver de que no venga un degraciao' que para robartelo te va a meter un balazo en la cabeza. Porque eso vale la vida de uno: $20 pesos en una armería.
Bandas de delincuentes, ladrones, atracadores. sicarios, narcotraficanes y narco-sicarios mejores armados en la GRAN mayoría de los casos que las mismas autoridades "encargadas de controlarlos", se convierten cada vez con más auge en el oficio predilecto de aquellos que viven en la baja sociedad y cuya extrema pobreza les impide y les troncha los deseos de superación a los que llegan a tenerlos.


Irresponsables que consideran que del otro lado de la frontera y que con nuevas lineas de un metro que económicamente hab lando no beneficiara a la corta ni a la larga a la población, son los mismos que en aguas extranjeras dan conferencias sobre lo buena y mejorada que esta la economía de nuestro miserable país.

Es por esto que me atrevo a secundar el enunciado de que "La capital es una mierda...", y responsablemente por lo que leo a diario y por lo que me habla la gente que todavía tiene que vivir las crueldades de la economía, los malditos apagones y la burla de los gobiernos, que no solo la capital es una mierda SINO QUE TODO EL PAIS YA SE HA CONVERTIDO EN UNA JEDIONDA Y PESTILENTA RUMBA DE MIERDA...


Hasta la próxima traqueteros...