Páginas

martes, 26 de noviembre de 2013

Pavos salvajes invaden Nueva York

El "día del pavo", "sangivin", "acción de gracias" o como lo conozcas esta a la vuelta de la esquina y los Estados Unidos de todo lo que se habla es de el pavo, de las recetas y la expectativa de conseguir "el ave perfecta" para compartirla.

Pero algunos residentes de la gran manzana tienen un problema un poco diferente al de la población en general. No saben que hacer con los pavos que invaden en sus vecindarios.

Seguir leyendo despues del salto...

Una parvada se encuentra haciendo que mas de un centenar de residentes del area de Staten Island pierda la paciencia, pues las aves se encuentran invadiendo de una manera cada vez mas comprometedora sus propiedades y peor aún interrumpiendo con el tráfico. Otros se quejan de que son despertados en la madrugada con sus sesiones de apareamiento desenfrenadas. (Ya me imagino a los pavos encaramados haciendo bulla jajajajaja)

En el momento se encuentra en debate el futuro de las aves ya que de manera gradual las mismas se han ido mudando de manera paulatina a manhattan.

Decenas de aves fueron sacrificadas legalmente este año con el fin de ver si se podía controlar la sobrepoblación actual de las mismas, pero con el dia de acción de gracias a la vuelta de la esquina muchos se muestran a favor de hacer de la manada un festín.

"No queremos matarlos, solo queremos que nos dejen tranquilos", dijo una residente que vió como por lo menos 50 pavos rodearan su casa y provocaran un entaponamiento en el transito de las calles aledañas.

Los pavos dejan excremento en los jardines, devoran las plantas y despiertan a los residentes con sus sesiones de apareamiento antes del amanecer.


Los pavos han sido acusados de atacar a residentes en el suburbio de Brookline en Boston y de amenazar a niños en Wisconsin. En Staten Island, comenzaron a juntarse en un hospital psiquiátrico y a ser notados hace más o menos una década.

Las quejas por los pavos han causado al menos un arresto, el de una persona que encendió juegos pirotécnicos para espantar a las aves en 2007, y planes como cubrir los huevos de pavo con aceite vegetal con la esperanza de que los embriones no se reproduzcan. Pero no funcionó.

En los Estados Unidos se estim que la población de pavos excede los 7 millones.